La importancia de los desayunos saludables

¿Es el desayuno la comida más importante del día?


Este mensaje ha quedado instalado en el colectivo convirtiéndose casi en un dogma. Por supuesto que el desayuno importa, pero no más que cualquier otra comida del día. Al otorgarle un valor exagerado, se ha conseguido forzar a los niños a desayunar, aunque no tengan hambre.


Lograr que los niños desayunen ha costado un alto precio. La industria alimenticia se ha encargado de buscar fórmulas para facilitarlo, haciéndolo más apetecible para evitar que lo rechacen.


Son muchos los niños que se levantan de la cama con poco tiempo y, a menudo, sin hambre. Para ellos se ha encontrado una solución sencilla; ofrecerles algo que sea de su agrado y que, además, se pueda comer de manera rápida.


La gran mentira del desayuno ideal

El desayuno habitual en muchos hogares, se ha convertido en la primera comida rápida o comida ultraprocesada del día y se aleja de los desayunos saludables.

Los recursos que hoy más se utilizan para la elaboración de los desayunos:


  • El gran invento de los cacaos solubles azucarados, ideales para añadir a la leche, y que este alimento, por otro lado, sobrevalorado, se pueda beber en un instante y sin rechistar.

  • Para untar dentro de esa rica leche disfrazada, nada mejor que unas galletas, que añaden más azúcar y harina refinadas, además de grasas poco saludables. Por si esto fuera poco, si se untan en la leche se quedan blanditas para evitar el esfuerzo de tener que masticar.

  • Cada vez con más frecuencia se recurre a los cereales de desayuno, en la mayoría de los casos azucarados, que han sido ampliamente elogiados, etoquetándoles por muchos como alimentos ricos en nutrientes, algo muy lejos de la realidad. Esto los ha convertido en el recurso "ideal" para que los niños desayunen.

  • Podemos añadir los zumos envasados, que lo que aportan mayoritariamente son azúcares y que, con la excusa de su aporte en vitamina C, provocan la sensación de ser un producto saludable.

  • No hay que olvidar los yogures endulzados o edulcorados, que ocultan el verdadero sabor del auténtico yogur natural, para que resulte más atractivo y fácil de comer.


Desayunos saludables

Cuando un niño quiere comer porque se levanta con hambre, el desayuno no debería de ser una comida que le costara tomar y, por lo tanto, diferente del resto

Es preferible ofrecerles alimentos que sean ricos nutrituvamente; es decir, comida real. Un niño puede desayunar perfectamente unos huevos, frutos secos, fruta entera o cualquier alimento que le apetezca e ir acostumbrándose así a los desayunos saludables. Es posible que parezca complicado al inicio, ya que el niño está acostumbrado al sabor dulce y a la facilidad de comer sin necesidad de masticar. Se puede ir poco a poco, empezando por los fines de semana, en los que se cuenta con más tiempo y la familia está más relajada. Además, al no haber prisa, se puede posponer el desayuno, consiguiendo que el niño coma con más hambre.






Si entre semana, antes de ir al colegio, el niño se levanta sin hambre, es mejor que no desayune a que lo haga mal

Muchos padres creen que mandar al niño al colegio sin desayunar es un grave error. Sin embargo, no estamos ayudando al niño dándole comida ultraprocesada al inicio del día, que en lo única que va a contribuir es es una mala nutrición, con las consecuencias que esto conlleva. Si no desayuna, lo más recomendable es preparar un buen almuerzo, ya que, en la hora del recreo, el niño tendrá hambre y lo comerá con gusto.


Ejemplos de desayunos saludables del mundo


Si revisamos los desayunos de países del mundo no tan occidentalizados, podemos comprobar que no difieren en nada de cualquiera otra comida del día. He aquí algunos ejemplos de desayunos saludables:


Desayuno Galileo en Israel


Pescado en escabeche, huevos, ensalada, quesos...


Changua en Colombia


La changua es el desayuno típico colombiano, sobre todo en la parte de los Andes. Se trata de un caldo que lleva leche, huevos, cebolla, sal y cilantro, siempre servido acompañado de un calado (un tipo de pan)


Jjigae en Corea del Sur


Un desayuno sano pero picante, para activarte por la mañana. El jjigae es una especie de estofado de diversos caldos, con huevo, siempre aliñado con chiles, que ofrecen su picor.


Arroz en Tailandia


El arroz es la base de la gastronomía tailandesa, así que en el desayuno tampoco puede faltar. Eso sí, va acompañado de deliciosas carnes o sabrosos pescados.





Desayuno tradicional en Turquía


Los turcos utilizan para sus desayunos la máxima “de varias cosas buenas no puede salir una mala”. Así que juntan queso fresco, aceitunas, tomates o pepinos con sujuk (salchicha turca), ekmek (pan turco) y un buen té.


Como se puede observar, en estos países conservan la tradición que ha perdurado durante siglos, sin haber sido influenciados por las costumbres occidentales, aunque por desgracia, cada vez los están sustituyendo más por nuestros malos hábitos. El que en nuestro medio esto sea diferente, es una auténtica anomalía, que se escapa de la propia naturaleza del ser humano.





20 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo