Fatiga crónica

Refleja una situación de cansancio persistente e inexplicable con pequeños esfuerzos, tanto físicos como mentales, que resulta muy invalidante.

fatiga crónica.jpg

El síndrome de fatiga crónica aparece sin una clara relación con un esfuerzo previo, o persiste a pesar de cesar la actividad que la ha originado y no mejora con el reposo, lo que genera una dificultad para poder realizar las actividades de la vida diaria.

En la evaluación de un paciente con fatiga crónica, es fundamental la elaboración de una buena historia clínica, y realizar las exploraciones oportunas, para descartar otra patología. 

Ofreciendo una dieta específica (tipos de dieta), añadiendo algún tipo de suplementación (micronutrición), y aconsejando una actividad física apropiada

(aunque parezca contradictorio), podemos ayudar a mejorar, incluso corregir, ese estado de fatiga crónica.