brocoli%202_edited.jpg

Dieta de aporte proteico

Está indicada en situaciones específicas

y justificadas.

Pensada especialmente para aquellas personas que necesitan una pérdida de peso más rápida, tanto por razones médicas, o en previsión de una próxima intervención quirúrgica.

En qué consiste

Son dietas de muy bajo contenido calórico, con un aporte adecuado de proteínas y complementada correctamente con vitaminas y minerales, permitiendo que el paciente pierda peso de forma rápida, saludable y sin sensación de hambre.

Durante el período de duración de la dieta se consumirán unos productos nutricionales compuestos por un elevado índice proteico y muy bajos niveles de carbohidratos y grasas. Junto con estos preparados, se pueden consumir en la comida y la cena una cantidad de un listado de verduras permitidas. Esto hace que el organismo elimine la grasa localizada sin generar pérdida de masa muscular, flacidez y conservando la vitalidad habitual.

La cetosis

Cuando al cuerpo le privamos de la ingesta de carbohidratos (responsables de crear la energía que necesitamos), provocamos la entrada en cetosis. Es una situación metabólica en la que se cataboliza la grasa, convirtiéndola en energía y por tanto, eliminándola. 

La cetosis ayuda a no sentir hambre durante la misma así como a sentirse bien, enérgico y con un buen estado anímico.

La dieta se realiza siempre bajo un seguimiento médico

Es preciso hacer una buena historia clínica solicitando las pruebas exploratorias que se consideren necesarias para una correcta selección del paciente. No todas las personas pueden realizar una dieta proteinada.

Hay que hacer un seguimiento continuado, para valorar tanto la correcta realización de la dieta, la pérdida adecuada de peso y la valoración clínica del paciente.

Enlaces de interés: